Jardín Botánico

Dentro de la Estación Biológica se han adecuado y ajardinado aquellas parcelas agrícolas y zonas de monte anexas, con plantaciones y recorridos de interés botánico y etnobotánico. Las colecciones vegetales tienen además como objetivo, servir a la conservación de los recursos vegetales tradicionales propios de la cultura mediterránea, europea e iberoamericana. El diseño, integrado en el paisaje típico del secano alicantino, evoca a los jardines o huertos de simples medievales y ha hecho de la conservación, investigación y divulgación sobre las plantas medicinales, una de sus principales señas de identidad. Dichas colecciones dispuestas en rincones y unidas por diferentes senderos, se están embelleciendo con diferentes elementos arquitectónicos (claustro, pérgola, fuente, etc.) y ornamentales (laberinto, rosaleda, etc.), para realzar e incrementar el atractivo para el visitante del Jardín Botánico de la Estación Biológica de Torretes.

Colecciones de la Estación Biológica Torretes

Colecciones de Plantas Vivas

En el Jardín Botánico de Torretes se han establecido dos tipos de colecciones generales y monográficas. Son generales por ejemplo la colección de plantas medicinales (rincones de plantas medicinales y especias), plantas alimentarias e industriales, entre otras ( ver mapa interactivo). Son colecciones monográficas el Salvietum, donde se recopilan más de 100 especies de salvias de todos los continentes (a excepción de Australia donde no está presente); la colección de narcisos, donde se mantienen de forma activa un buen número de especies ibéricas, magrebíes y de otros lugares mediterráneos o la propia rosaleda, donde se han recopilado especialmente rosas antiguas, silvestres y “botáncas” lo que le cierta singularidad. Otras colecciones incipientes, pero que se están desarollando son las de siemprevivas (Sempervivum sp.pl.) y de claveles (Dianthus sp.pl.). Finalmente, todas las colecciones tienen una finalidad múltiple: ser atractivas al visitante, servir a la conservación de especies endémicas o en peligro de extinción y ser la plataforrma viva para proyectos de investigación ya en marcha o futuros, en la búsqueda de principios activos útiles a la industria alimentaria, farmacéutica o cosmética. Descargar pdf.

Helechario

Colección de Lirios

Bosque Ibérico

Escuela Botánica

Jardín Medieval

Plantas Mágicas

Rosaleda

Salvietum

Index Seminum

Se presenta un primer listado con aquellas especies de las que se cuenta con abundante producción de semillas, que será completado en años venideros. Las semillas han sido recolectadas en la Estación y tras su limpieza y deshidratación en cámara de desecación, se han conservado en recipientes de vidrio herméticos, conteniendo una pequeña cantidad de gel de sílice.

Las semillas son almacenadas en cámara a 4ºC o a temperatura ambiente, dependiendo de los requerimientos de cada taxon. Descargar pdf

Banco de Germoplasma

El banco de germoplasma de la Estación Biológica aunque es todavía incipiente, se ha centrado en grupos vegetales muy relevantes con necesidades de conservación y con gran potencialidad desde el punto de vista fitoquímico. Actualmente las dos colecciones más importantes son las de Amaryllidaceae y las de Salvia y otros géneros afines. Pero también se están conservando especies de Thymus, Origanum y de forma más general todas aquellas plantas que han sido usadas como medicinales en la tradición mediteráneas y alpina. El método de conservación elegido es el propio para las colecciones base y activa, es decir para una conservación a largo plazo.

Previamente, mediante estudios experimentales realizados en el CRF-INIA de Alcalá de Henares se ha comprobado el comportamiento ortodoxo en diversas Amaryllidaceae (Narcissus, Pancratium y Lapiedra), hecho ya conocida para diversas Labiatae. Las semillas por tanto, son desecadas en cámara de metacrilato mediante la introducción de cantidades proporcionales de silicagel con indicador de viraje de humedad. Una vez desecadas se introducen en tubos pyrex con tapón de rosca y cierre de goma, con una porción del mismo silicagel, separada de las semillas por algodón. Cada grupo de tubos así dispuestos, son a su vez colocados en frascos de vidrio más grandes con cierre hermético y con otra nueva capa de silicagel (doble protección). Los envases así dispuestos se introducen en congeladores a -21ºC, para su conservación a largo plazo.